En España, al igual que el sucede con el resto de los países pertenecientes a la Unión Europea, los fabricantes se rigen actualmente bajo dos tipos de Normativas de Homologación:

La Normativa ECE R44/04 y la UN-129 (I-SIZE)

¿Qué significa esto?  Pues que la silla que podemos adquirir en cualquier punto de venta puede venir con la etiqueta de homologación de una u otra normativa (ya que no está permitida la doble homologación simultánea).

Si tu silla está homologada bajo la R44/04 se encuentra dentro de una clasificación basada en el peso de manera que:

Grupo 0: Hasta 10 kgs de peso.

Grupo 0+: Hasta 13 kgs de peso.

Grupo I: Desde los 9 hasta los 18 kgs de peso.

Grupo II: Desde los 15 hasta los 25 Kg. de peso.

Grupo III: Desde los 22 hasta los 36 Kg. de peso.

¿Hasta cuando podemos utilizar una sillita homologada bajo la ECE 44/04?

Hasta que el niño haya alcanzado el límite de peso máximo para el que está homologada la silla.

APLICACIÓN CORRECTA DE LA NORMATIVA

Ahora ya sabemos cuál fue el origen de los grupos de masa y que éstos están íntimamente relacionados con las edades de los niños, por lo que resultará mucho más sencillo interpretar la normativa, no obstante, hemos considerado importante hacer un estudio del caso y ponerlo como ejemplo para disipar cualquier duda al respecto.

¿CUANDO CAMBIAR A MI HIJO A UNA SILLA DE GRUPO 1?

Una simple pregunta cuya respuesta es más extensa de lo que en un principio pueda parecer, pues ésta dependerá del tipo de silla de Grupo 1 que elijamos.

Grupo I: Desde los 9 hasta los 18 kgs de peso:

Aunque en España el 98% de las sillas de Grupo 1 que aquí conocemos se instalan de frente a la marcha, existen otros modelos de sillas de Grupo 1 que se instalan de espaldas a la marcha.

Por otro lado, la tabla de percentil 50 de aquel momento determinaba que un niño de 13 kilos tendría una edad aproximada de 2 años.

Con toda esta información sobre la mesa, resulta más fácil interpretar lo que las autoridades establecen:

OPCIÓN A: GRUPO 1 INSTALADO DE FRENTE A LA MARCHA

El Grupo 0+ está homologado hasta los 13 kilos, de manera que el niño deberá viajar en dicho dispositivo hasta haber alcanzado su peso máximo para ser cambiado a un Grupo 1 que se instale de frente. Con 13 kilos el niño debería tener 2 años de edad y ese sería el requisito mínimo para poder sentarlo de frente a la marcha.

OPCIÓN B: GRUPO 1 INSTALADO DE ESPALDAS A LA MARCHA:

En este segundo supuesto el dispositivo al que va a pasar el niño seguirá instalado en la posición más adecuada para él (de espaldas) así que no existe riesgo alguno por el que no pueda ser cambiado a dicho dispositivo una vez alcanzados 9 kilos de peso (aunque aún no haya cumplido los 2 años de edad).
En la errónea creencia de que por el simple hecho de haber alcanzado 9 kilos de peso, un bebé puede sentarse en “cualquier” silla de grupo 1, actualmente en España un elevado porcentaje de niños de entre 6 y 8 meses viaja en el coche en sillas que miran hacia el sentido de la marcha. Su seguridad en este tipo de dispositivos no está garantizada en absoluto.
Esta situación no se da exclusivamente en nuestro país, sino que también lo hace en otros sitios como Italia, Inglaterra, Francia, Portugal o Grecia, algo que está llevando a las autoridades a estudiar una nueva redacción de la normativa que se defina no solo en términos de peso, sino que también lo hará con respecto a la edad/altura y que verá la luz en dos o tres años.

Shares
Share This