…cuando el niño va de espaldas protestará?

Dejaríamos que nuestro hijo metiera los dedos en un enchufe para que no llore? Tanto el llanto como la risa de un niño forman parte de su limitado lenguaje y por tanto es algo que realizan con frecuencia. Nuestra labor como adultos es saber interpretar cuándo ese llanto debe ser atendido y cuando debe ser controlado. En ningún caso la solución es ponerle de frente a la marcha; sin embargo es uno de los principales motivos por el que los papás decidimos hacerlo.

enfadado
Dos datos deberían hacernos recapacitar antes de tomar una decisión así:

1.- La principal causa de mortalidad infantil en España es el accidente de tráfico.

2.- Durante el año 2010 El 40% de los niños fallecidos en nuestro país NO LLEVABA ningún sistema de retención. Esto nos lleva a la inevitable conclusión de que el 60% restante SÍ QUE LO LLEVABA.

Con estos resultados publicados por la DGT en su página “LA SILLA QUE CUIDA”, quizá los padres españoles no debieramos caer en el error de pensar que los accidentes de tráfico solo les ocurren a otros. Poner al niño de cara a la marcha no es una decisión que deba tomarse a la ligera y menos aún por que un niño llore.

Shares
Share This