NORMATIVAS EUROPEAS VIGENTES

Una normativa de homologación es el procedimiento estandarizado bajo el cual se deben regir todos los productos para poder operar dentro de un territorio. En ella se enumeran y describen el conjunto de requisitos necesarios para comercializar cualquier artículo, y es responsabilidad exclusiva del fabricante (y no de los usuarios) su cumplimiento, siendo exigible y punible para el fabricante (y no para los usuarios) el incumplimiento de cualquiera de ellos.

En Europa ha habido 3 normativas de homologación: El “T-Standard”, la normativa ECE R 44 y la UN-129. Antes de entrar en las dos normas vigentes en la actualidad, vamos a ver cuál era la base de la primera normativa que operó en territorio europeo y que, pese a ser de ámbito local (Suecia) debería haber sentado las bases para la redacción de la que luego sería la normativa a nivel Unión Europea:

T-STANDARD (1975-2008)

De origen estrictamente biomecánico y efectiva principalmente en Suecia, regulaba dispositivos de hasta, al menos, 4 años de edad, los cuales debían instalarse siempre y sin excepción a contramarcha. Para garantizar que esto se cumpliera, establecieron un ensayo dinámico (crash-test) cuya fuerza y parámetros hacía inviable su cumplimiento con sillas a favor de la marcha.

Su único objetivo era minimizar el riesgo de lesiones, reduciendo prácticamente a cero las consecuencias para el niño en caso de accidente.

A pesar de su antigüedad y de ser la primera en entrar en vigor en Europa, el resto de países ignoraron sus fundamentos para redactar la normativa de homologación que actualmente opera en nuestro continente, llegando incluso a obligar a Suecia a eliminar cualquier vestigio del “T-Standard” como condición sine qua non para formar parte de la U.E.

Finalmente y con gran preocupación por parte de autoridades y expertos suecos, la normativa sueca fue derogada de forma definitiva en mayo de 2008 y convirtieron su ensayo en una prueba de excelencia voluntaria a la que denominaron Plus Test.

A día de hoy el Plus Test es la evaluación más dura a la que se pueda someter un sistema de retención infantil. La intensidad de la prueba y los límites estipulados para su aprobación obligan a un nivel de robustez del dispositivo, que solo un número muy limitado de sillas ACM consigue superarla.

NORMATIVA ECE R44 (1981-actualidad)

Ajena a la biomecánica, se redactó en 1981 con la finalidad de regular el mayor número de sillitas posible de entre las que ya se encontraban a la venta en las décadas de los 60 y 70. Habían sido diseñadas exclusivamente por razones prácticas (mantener a los niños quietos dentro del coche), por lo que el estudio de lesiones potenciales y fuerzas de impacto (pilares básicos para el desarrollo de cualquier sistema de seguridad) nunca se tuvo en consideración, ni en su diseño, ni en su posterior regulación.

Al ser una normativa adaptada a los sistemas existentes y no a la reducción de lesiones, es fundamentalmente laxa y garantiza únicamente que a una velocidad baja (ajustable a decisión del fabricante en un rango de nada menos que 7g de aceleración) el niño no salga despedido del sistema, ni golpee la cabeza contra el respaldo de los asientos delanteros.
Ha habido cuatro actualizaciones a la normativa. Tres de ellas se identificaron con un número consecutivo: R44/02, R44/03 y R44/04 (vigente). Y la excepción es la última revisión, que ha sido renombrada por completo: UN-129.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This